Ella con un noviazgo de años y estudiando derecho, un día se preguntó cómo esque duro 5 años de novia con ese tipo.
Por otra Parte Edgar, que no es el mismo tipo de esos 5 años si no más bien el que es y será, el igual estudiaba derecho; misma universidad, misma facultad solo que para el eso de tener novia no era importante, su prioridad era llegar a ser licenciado titulado, ejercer y llegar a juez por qué no… mientras tanto disfrutar a como se podía, a él le encantaba ser simpático, divertirse, algunas veces era tanta la diversión que era inevitable llamar la atención.
Ella también se divertía, de pasatiempo le gustaba ser porrista y en los estudios ser concentrada, algunas clases llegaron a coincidir para ella el solo era ese chico; que exageraba, que llamaba la atención, tanto que si por ella fuera iba y lo callaba., se titularon, y así siguieron sus caminos por separados…
El recibe una llamada de un buen amigo; -Edgar tu puro trabajo, el dinero no compra la felicidad anda vamos al cine.
-ok, aya los veo.
Para ese entonces muchas metas se habían cumplido Edgar había logrado un buen puesto, con un buen sueldo, solo que este le exigía bastante y por muy buen puesto y buena economía nunca había tiempo y cuando había era para descansar.,
Ver a ese par de amigos, ahora novios donde él hacía una especie de mal tercio para Edgar era normal eran sus mejores amigos ambos, -Ehi invitamos una amiga, esperamos no te incomode! -No sin problema. la amiga llego, una chica que en cuanto la vio Edgar enmudeció; excelte figura, hermosa, un vestido rojo la decoraba… -Hola mucho gusto, me llamo Karina.
2 segundos después, -o si hola Edgar.
–te me haces conocido, también estabas en la facultad verdas?
-Si.
–a ya sé quién eres! eres el enfadoso que siempre hablaba, neta eres tú?
y con una respuesta sacada de su chispa de ingenio Edgar contexto; -Claro, acaso la universidad tenía alguien más simpático y carismático que yo.
ella sonrió, él no sabía qué hacer hacía tiempo que no cortejaba a alguien y lo más fácil fue decir; -yo invito el cine! ella pensó; aparte de enfadoso también es estriloso…
Cosas de la vida ella también había tenido un día pesado, entraron a ver esa película, el nervioso por qué en verdad le había gustado Karina y ella, ella solo se sentía segura y cómoda… cuando menos pensó en plena película se durmió en su hombro.
la salidas frecuentes con los amigos de por medio fueron continuas, ella aún con su novio, el no sabía cómo podía cortejarla así que hizo lo único que podía hacer en ese momento, ser su amigo pero él sabía que ella representaba más que eso, un domingo de compras recordó que a ella le encantaba las bufandas y dedico todo el día para buscar esa bufanda que a ella le gustara, tenía que tener la testura, el diseño, el color, tenía que ser esa bufanda que el dijera; -esa! esa le va encantar.
Por su parte Karina no sabía que estaba pasando, Edgar pasaba una y otra vez entre los pensamientos y su noviazgo cada día peor., Hasta que termino con el novio, no había mas que hacer…
De las cosas que la reconfortaban eran los chistes y todas las cosas ingeniosas que Edgar le decía, ella solo se dedicaba a disfrutar eso y no le contaba nada., sabía que los problemas con sus novio eran de ella y no había razón para involucrar a Edgar, tal vez ella presentía que Edgar se sentiría mal de saber que ella estaba mal…
Una salida más entre amigos y al final, -Karina me acompañas al carro, mira te compre este detalle no es la gran cosa, pero sé que te gustan las bufandas y el que lo haceptes representa mucho para mí., eso era lo que ella en ese momento necesitaba una muestra de afecto, de amor incondicional… solo eso y lo sintió tan sincero, que sería el momento, los tragos, quién sabe… pero se avalanzo a sus brazos y le dio un beso.
Edgar siguió siendo amigo por unos meses hasta que en un viaje terminaron de conocerse, cuentan que ya conocidos se declararon su amor, cuentan que eran tan consientes de lo que venía que él le dijo; -Si duramos 6 meses de novios nos casamos… el sabía que durarían, ella también.